Vida Saludable

vida-saludable

¿Qué es SALUD?

Desde que tengo memoria, la SALUD ha sido considerada como una de las áreas más importantes en la vida de toda persona. Buscarla, obtenerla o mantenerla (estos últimos en menor medida) ocupa gran parte de nuestra energía vital y con el pasar de las décadas esto nos ha llevado a convertirla en la prioridad No. 1 en nuestro haber.

¿Está mal? No lo creo.

Lo que sí creo es que la falta de reflexión sobre qué entendemos realmente por SALUD y qué buscamos detrás de este “Santo Grial”, ha generado que se justifiquen y se aplaudan técnicas, hábitos y creencias que, curiosamente, nos llevan cada día más hacia el otro lado de la moneda.

¿Por qué entonces repetimos la receta una y otra vez?

Para comenzar mi propia reflexión al respecto tuve que regresarme a mi infancia, a esos años donde escuché por primera vez frases como: “Es por tu SALUD”.

En mi caso, al ser una chiquita a la que le mandaron su primera dieta a los 6 años, por supuesto que TODO lo que tuviera que ver con salud, estaba relacionado con y se veía directamente afectado por mi sobrepeso.

Fue ahí donde comencé a aprender esta gran conexión entre el físico y la salud, más específicamente, entre EL PESO Y LA SALUD.

Después de esa primera dieta (a la que le siguieron decenas más) fui reforzando la creencia de que el peso, la comida y mi cuerpo eran los grandes enemigos contra los que tendría que pelear (o al menos defenderme) si quería una vida sana. Curiosamente, ese estado de SALUD y BIENESTAR se veía cada vez más y más lejos conforme probaba la nueva “dieta del momento”. Al punto de pensar que la que estaba mal y totalmente destinada a la enfermedad era yo.

No solo mi cuerpo no cooperaba, sino que mi autoestima estaba por los suelos, mi capacidad para sentir, vivir y manejar mis emociones era nula (pasé de ser un famoso “jarrito de Tlaquepaque” a la mujer que buscaba la perfección evitando todo tipo de confrontación o muestra de vulnerabilidad… y ni así me sentía mejor… de hecho, todo lo contrario), mi capacidad para relacionarme, a pesar de parecer muy buena por mi alta capacidad de adaptación, me dejaba con mucha ansiedad al tener que esconder eternamente a una parte de la persona que realmente era. Esto, por supuesto, se vio reflejado en mi vida laboral y en mi ambiente familiar gracias al alto grado de estrés que manejaba en mi día a día.

Por muchos años fue fácil seguir echándole la culpa a mi poca capacidad para llevar una alimentación sana, la cual, de haber sido buena, “tendría” que verse reflejada en un peso bajo, y solo entonces mis problemas emocionales se arreglarían ya que todo dependía de que mi cuerpo estuviera en el estado ideal.

La sorpresa me la llevé cuando, por suerte o “gracia divina”, logré seguir una dieta de 500 kcal diarias y POR FIN pude perder todo ese peso extra. No solo eso, sino que logré por varios meses ganarle la batalla a mi cuerpo para evitar que recuperara el peso que le quité de forma tan agresiva. POR FIN lograba llevar una vida SANA, por fin podría disfrutar de las mieles del bienestar… ¿o no?

Mi energía, después de haber aumentado en un principio, comenzó a bajar drásticamente. Mi estado de ánimo parecía una ruleta rusa. Me enojaba cada vez que alguien me decía que ya era demasiado seguir comiendo así porque ya me veía demacrada. ¿Cómo se les ocurría hacerme tal ofensa? Después de tanto sacrificio… ¡lo socialmente apropiado y lo que realmente merecía eran grandes aplausos! Mis horas de sueño se vieron fuertemente afectadas por mi necesidad de cubrir mis 90 minutos rigurosos de ejercicio (especialmente después de haber caído en la tentación ante estos nuevos episodios nocturnos de atracones que tanto rechazaba y poco entendía).

En fin, poco a poco, la sensación de triunfo que viene de la mano de la obtención del estandarte que hoy manejamos en torno a la salud “PESO IDEAL”, se fue desmoronando junto con áreas de mi vida que por mucho tiempo consideré secundarias en materia de bienestar.

Tuve entonces que preguntarme ¿QUÉ ES REALMENTE LA SALUD?, porque claramente, un peso bajo y una alimentación perfecta no lo habían sido.

Fue ahí donde tuve la fortuna de toparme con grandes maestros como Marc David, Emily Rosen, Vishen Lakhiani, Mark Hyman, David Markowitz, Cyndi Dale, y más, cuyas enseñanzas me fueron mostrando que aquello que conocemos como SALUD comprende no solamente el MUNDO FÍSICO, sino también el EMOCIONAL, MENTAL y ESPIRITUAL.

Para comprender esto, conviene contestar la pregunta que mencioné desde un principio. ¿Para qué quiero la SALUD? ¿Qué busco detrás de un “cuerpo saludable”?

Al reflexionar sobre estas preguntas, me di cuenta que aquello que buscaba detrás de esta idea de salud era una VIDA PLENA. Una vida donde pudiera experimentar al máximo, donde tuviera la confianza de expresarme, de mostrarme tal cual soy, de hacer una diferencia en el mundo. Quería un cuerpo con energía para poder crear, amar, reír, llorar, cantar, gritar, sentir, comer, correr, besar, abrazar, caerme, levantarme, aprender, enseñar, bailar, y mucho, mucho más.

Viendo esto, fue importante reconsiderar qué tanta de mi energía vital estaba dispuesta a darle solamente a uno de los pilares de esto llamado SALUD. Comprendiendo la importancia del EQUILIBRIO como sustento del BIENESTAR, me di cuenta que nada que limitara la expresión, fluidez y cuidado de las otras áreas podía ser considerado SANO.

Es la unión y el cuidado de todas estas áreas al unísono (física, emocional, mental y espiritual) lo que hoy conozco como SALUD INTEGRAL. Y es ésta la única vía que conozco para llevar una VIDA SALUDABLE. En el entendido de que si algo sale sobrando aquí es la perfección.

Es por esto que en esta sección encontrarán temas de alimentación, pero también de todas las demás áreas necesarias para llevar una Vida Integral. Porque somos más que un grupo de células interactuando entre sí. Somos emoción, pensamiento, energía, pasión, creación y para entender una parte, hace falta ver el TODO.

Esta es mi propuesta para entendernos, como un gran TODO pasando por este mundo para dejar una GRAN HUELLA.

Porque, después de todo, queremos SALUD para poder mejorar el vehículo (cuerpo) y también para alargar el tiempo que tengamos en esta VIDA. Por lo tanto, vale la pena cuestionarse qué es lo que estamos haciendo con ella.

¿Estás list@ para sacar el mayor provecho a tu vida y dejar esa HUELLA?

BIENVENID@ a esta Sección dedicada 100% a temas relacionados con la construcción y el equilibrio de una Vida Saludable, espero que aquí encuentres información que te sirva, te nutra y te ayude en tu camino. Todos tus comentarios, preguntas e historias son más que bienvenid@s. Hagamos de este lugar una comunidad de gente que se apoya, se empodera y se ayuda a crecer.

Gina Tager

logo4

*Da clic aquí para acceder al contenido de esta sección

 

*Recuerda inscribirte al Blog y al canal de Youtube para recibir material que te ayude a seguir creando cambio 👊👊👊 #AlimentaciónDeCuerpoyMente  
*Sígueme y conéctate a las sesiones de FB Live en @ginatager

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s