🗞Resoluciones de Año Nuevo

thumnail2

Ponerme a dieta.

Hacer ejercicio (de preferencia en un gimnasio para que la cosa se vea más en serio).

Dejar las papitas.

Bajar de peso.

Ser más sociable.

Estos son solo algunos de los ejemplos de mis interminables y honoríficas RESOLUCIONES DE AÑO NUEVO que dieron nombre a más de 20 docenas de uvas a lo largo de los años.

Si bien cada resolución nacía con la intención de “mejorar mi vida” de distintas maneras, todas ellas compartían un común denominador -el cual, por cierto, pude vislumbrar hasta hace no mucho tiempo- TRATAR DE CAMBIARME por el profundo RECHAZO que sentía por mí en ese momento.

No es entonces tan sorprendente que les confiese que mi tasa de éxito fue extremadamente baja a lo largo de los años, si no es que NULA. Todas mis resoluciones correspondían mi dedicación con promesas vacías de una vida feliz: en cuanto lograra la meta en cuestión.

¿Qué tipo de camino te lleva a la felicidad y al amor propio cuando su suelo está hecho de rechazo, vergüenza y auto crítica? Es la fecha que no conozco NINGUNO.

Es por eso que este año quisiera compartirles mi nuevo estilo de Resolución de Año Nuevo. Esa que, he descubierto, se puede dar de manera natural, indolora y, sobre todo, muy placentera:

imagen6

Sí. Tal cual.

Por lo tanto, este año mis uvas llevarán temas que:

  1. Me permitan seguir corrigiendo la percepción de mí misma, que al fin y al cabo es lo ÚNICO que en un momento dado necesita y puede cambiar.

  2. Fomenten la expresión de mi SER, en vez de contraerla con ideas y prácticas limitantes que me digan una y otra vez lo defectuosa que soy.

  3. Me lleven a aumentar el conocimiento que tengo de mí misma. Entre más me conozco, tal cual sin prejuicios o ideas de “lo que debería de ser”, más me gusto. Entre más me gusto, más ganas me dan de cuidarme.

  4. Me liberen de ideas tóxicas y limitantes promovidas por industrias multimillonarias que se benefician de mi baja autoestima, el rechazo a mí misma y la eterna sensación de insuficiencia y falta de valor.

¿Cómo?

Aquí mis propósitos para el 2017:

1. AUTENTICIDAD: seguir mostrando MI VERDADERO YO, incluso cuando éste no cumpla los estándares y expectativas colectivas. Esto incluye mi cuerpo, mi voz, mis pensamientos, mis emociones, mis movimientos, mi feminidad, mi poder, mi sensualidad y cualquier forma que tenga para expresar quien realmente soy.

2. SEGUIR APRENDIENDO A LEER EL CÓDIGO DE MI CUERPO: esto es una práctica, y como seres dinámicos que somos, el lenguaje va cambiando junto con nosotros. Así que me propongo seguir siendo consciente de mi cuerpo y sus formas de comunicarse conmigo.

3. MANTENER ABIERTA MI RELACIÓN CON LA COMIDA: esto significa que NADA ESTÁ PROHIBIDO y a TODO LE PONGO ATENCIÓN. La comida chatarra, de tener una etiqueta de prohibición, puede convertirse en una verdadera obsesión. Sin prohibición, sé que SIEMPRE puedo consumirla, sin embargo, si además estoy atenta al efecto que tiene en mi cuerpo, difícilmente podré comer más de cierta cantidad. Y si lo hago, la experiencia misma me ayudará a elegir algo que me haga sentir mejor la siguiente ocasión (si realmente quiero sentirme mejor).

imagen1

4. DARLE ESPACIO, VOZ Y FORMA A MIS EMOCIONES: un diario, una canción, un artículo, una plática. Las emociones son energía en movimiento. La energía se transforma, de mí depende que no se transforme en un monstruo. TODAS las emociones son parte de mí y TODAS necesitan expresarse. En mí está descubrir nuevas formas para hacerlo de forma que me sea benéfica.

5. MOVIMIENTO: se trata de encontrar la forma de que el cuerpo haga aquello para lo que fue diseñado -MOVERSE- de manera que el SER que lleva dentro pueda expresarse, potencializarse y expandirse. Sí, sé que para unos cuantos el gimnasio cumple esa función, pero también sé que para MUCHOS de nosotros la realidad es OTRA. Así que me propongo seguir encontrando nuevas y creativas formas de darle ese alimento tan importante a mi cuerpo y a mi SER. Porque no necesito tener un peso y una figura determinada para merecer movimiento placentero.

6. AMARME: de muchas y variadas formas. Elegir este concepto como base para cualquier estrategia, actividad o relación que elija en este año.

7. DESCANSO: este es un alimento importantísimo que tiendo a olvidar fácilmente. Tan importante que, de entrar en deficiencia, mi metabolismo, mi buen humor, mi capacidad de adaptación, mi creatividad y sensación se merman de manera drástica.

8. RECIBIR A LOS MENSAJEROS Y TRATARLOS COMO LOS ALIADOS QUE SON: una súbita subida de peso, un atracón, hinchazón, malestar digestivo, defensas bajas, fatiga, etc. Todos estos, antes considerados problemas, han demostrado ser grandes aliados y guías para mantenerme consciente de mi conexión interna.

9. CONEXIÓN: darle la importancia que tiene como alimento básico para mi Alma. Conexión conmigo misma y con el mundo que me rodea. Alimentarme y sostenerme de la sensación de pertenencia a una gran comunidad.

10. CUIDAR EL EQUILIBRIO ENTRE EL DAR Y EL TOMAR: dar me es fácil, tomar me cuesta. Así que este año necesitaré ejercitar más el pedir y recibir ayuda, recibir críticas y utilizarlas a mi favor, tener momentos de NO HACER NADA, dejarme apapachar más.

11. BAJARLE MÁS Y MÁS AL RITMO: nada de lo que haga vale la pena si voy tan rápido que no puedo saborearlo, digerirlo y asimilarlo. Así que mi reto más grande será seguir bajándole al ritmo y evitar dejarme llevar por el ritmo colectivo.

12. TOMAR LO QUE VENGA (BUENO Y MALO) Y SACAR EL MAYOR APRENDIZAJE Y PROVECHO POSIBLE: esta visión de las cosas me cambió la Vida. Es en las malas cuando más se necesita confiar y cuando el agradecimiento realmente deja de ser un concepto y se vuelve un estilo de Vida. Se puede y las recompensas son GRANDES.

Ninguno de mis propósitos de este año incluye bajar de peso, ir al gimnasio o dejar las papitas. Sin embargo, sí promueven mi SALUD INTEGRAL y el BIENESTAR que toda la vida busqué (consciente o inconscientemente) detrás de una dieta, un número en la báscula o un número de calorías quemadas.

¿Por qué estos propósitos sí me funcionan?

Porque se basan en, y promueven, lo que SÍ EXISTE y lo que SÍ ES… YO MISMA.

¿Qué prácticas puedes implementar que promuevan la expresión de tu SER?

¿Qué necesitas este año para convertirte en la MEJOR VERSIÓN DE TI MISM@?

Si los propósitos de siempre, te dan los resultados de siempre…

¿Qué pierdes probando algo diferente… como por ejemplo AMARTE?

¿Qué puedes hacer este año para RECUPERAR TU PODER?

Gina Tager

logo4

 

*Recuerda inscribirte al Blog y al canal de Youtube para recibir material que te ayude a seguir creando cambio 👊👊👊 #AlimentaciónDeCuerpoyMente  
*Sígueme y conéctate a las sesiones de FB Live en @ginatager

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s