La Jaula de Cristal

Hay momentos en la Vida donde todo pareciera ir en nuestra contra.

Momentos donde todo evento externo está “fuera de control”, momentos donde la lógica nos dice que todo está MAL, y donde, en un mundo dual, daríamos lo que fuera por cambiar nuestra realidad.

Aquellos que encuentran lo positivo en cualquier situación son personas que por momentos causaron mi admiración, y por otros, mi total incredulidad, al punto de imaginarlas como personas infantiles o “con un tornillo suelto”.

Su visión era para mí un intento fallido por tener una Vida eternamente feliz, la cual yo sabía, por experiencia propia, que no era más que una Utopía.

Sin embargo, la Vida me llevó, poco a poco y sin darme cuenta, a compartir rasgos con estas personas, al punto, en que hoy podría considerarme una de ellas.

Y esto fue lo que aprendí…

El dolor, la incertidumbre y el miedo no son menores, podría decir incluso que se sienten con más intensidad. Los problemas tampoco son menos, de hecho, creo que hoy soy aún más consciente de su gran cantidad.

Aún así, cuando pareciera que no tengo otro camino, e incluso cuando el ¿para qué? no me es claro aún, me agarro de algo que me ha salvado en más de una ocasión:

La CONFIANZA en que aquello que vivo tiene un sentido, un “para algo” que aunque no siempre entiendo en el momento presente, sé bien que existe.

Probablemente no lo vea ni lo entienda en mucho tiempo, pero sé que, inevitablemente, ese momento formará una parte vital de mi camino.

Recuerdo aún el día en que perdí un bebé… también recuerdo el día en que mi hija mayor nació y cada vez que veo sus ojos, agradezco que haya sido ella la que llegó.

Recuerdo también el día en que decidí cambiar de carrera, créanme, no fue fácil, lo hice rodeada de confusión y depresión. Hoy agradezco haber tomado esa decisión, ya que puedo vivir día a día mi pasión.

Recuerdo también ese día hace casi 3 años, cuando mi corazón se partió y una parte de él se fue lejos, muy lejos, no hace falta repetir lo que ya he escrito al respecto.

La realidad es que, locos o no, los que confiamos en que TODO tiene o tendrá un sentido sabemos una cosa: aquello que pasa afuera NO ESTÁ EN NUESTRAS MANOS, lo que hagamos con ello, .

¿Y qué pasa cuando no sabemos qué hacer?

La confianza en que el sentido, aunque oculto aún, existe… nos permite relajarnos, evitar la resistencia a los hechos, al cambio, y así poder tomar lo mejor de la situación.

Hablando desde un ángulo espiritual y emocional, es esta confianza la que nos mantiene a flote, la que nos permite aprender de aquello que nos ha sido dado y nos ayuda a tomar las mejores decisiones posibles.

Hablando desde un ángulo físico, nos ayuda a evitar intoxicar nuestro cuerpo con exceso de estrés y preocupación, interpretadas por el cuerpo como amenazas (reales o no) que nos desgastan y terminan por debilitarnos aun más.

No se trata de lograr una vida sin dolor, se trata de dejar de resistirse a él, porque es la resistencia la que no nos permite aprender de la experiencia, nos atrapa en ella y tarde o temprano nos enferma.

Así que, con todo y el dolor, la preocupación y el miedo, que comúnmente también me visitan, me he declarado una de esas “locas”, las cuales a veces tenemos como único recurso… LA CONFIANZA.

¿Esto realmente sirve?

Yo creo que .

libertad-prision-jaula

Puedo permitirme vivir y experimentar todo tipo de emociones sin resistencia. Y eso, es a lo que yo llamo VIVIR… Vivir, en lugar de encerrarme en una jaula de cristal por miedo a romperme. Una jaula endeble que tarde o temprano también se quiebra, y al hacerlo, nos deja sin piso, a la deriva y a la merced de un mar de emociones reprimidas que nos ahogan y nos co-rompen.

Hoy, me rompo, diario, una y otra vez. Me desbarato, recojo los pedazos y los vuelvo a coser. Ese es mi día a día. Y sospecho que es precisamente eso lo que me ayuda a seguir transformándome en la mejor versión de mi propio Ser, día tras día.

¿Cuál será mi versión definitiva?

La jaula de cristal3.png

No lo sé… solo me queda, una vez más, CONFIAR en que algún día lo descubriré.

Y tú…

¿Te riges a través del MIEDO o de la CONFIANZA en la Vida?

¿Consideras que tienes algún nivel de “control” sobre aquello que pasa en tu exterior?

¿Reconoces alguna “jaula de cristal” alrededor tuyo?

Gina Tager

logo4

 

*Recuerda inscribirte al Blog y al canal de Youtube para recibir material que te ayude a seguir creando cambio 👊👊👊 #AlimentaciónDeCuerpoyMente  
*Sígueme y conéctate a las sesiones de FB Live en @ginatager

 

También te recomiendo:

*Ideales de Belleza

*Ciclos Poderosos: Confianza en la Incertidumbre

*La Paradoja de la Incomodidad

*Autenticidad: ¿Comes Alimento o Comes Culpa?

*Video: Dale Espacio, Voz y Forma a tus Emociones

 

*Este artículo fue publicado originalmente en la Revista SER / 27 de febrero, 2017

*Las imágenes contenidas en este artículo no son de mi propiedad.

*La imagen destacada es de la GRAN artista Catrin Welz -Stein / Moonlight Garden

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s